martes, 15 de abril de 2008

Parte IV: El manto fino-escandinavo




Los hielos del manto Fino-escandinavo alcanzaron una superficie de 7 millones de km3. Este cubría como hemos dicho antes, lo que es hoy Escandinavia. Existían unos 2.000 metros de espesor que se centraban en el norte del actual mar Báltico. Hacia el sur, los hielos cubrían hasta Dinamarca e incluso las llanuras del norte de Alemania y de Polonia, hasta la ciudad de hoy de Berlín. Hacia el oeste, ocupava en forma de llanura todo el Mar del Norte, y unia el manto de hielo Finoescandinavo al manto de hielo Británico, que cubría gran parte de Gran Bretaña e Irlanda. Ocupaba incluso el Canal de la Mancha y probablemente el Rin, hasta desembocar en el Atlántico a la altura de Bretaña (Francia). A causa del descenso del nivel, a causa de que el hielo sustraía agua del mar hizo que una parte de la plataforma continental atlántica del noroeste de Francia y suroeste de Cornualles estuviese emergida. Hacia el este, los hielos se prolongaban por el norte de Siberia, siendo posible que los ríos siberianos que hoy se dirigen al Ártico quedasen bloqueados y desviasen sus aguas predominantemente hacia el sur, hacia el Mar Negro y hacia el Caspio.

No hay comentarios: