martes, 15 de abril de 2008

Vegetación y clima:

La cuarta parte del territorio noruego esta cubierta por bosques. En el sur, los pinos y abetos están asociados a formaciones de hayas, olmos, fresnos y tilos. A partir de 1.200 m de altura las coníferas conviven con los abedules, que también se encuentran en el norte. En la región de Finmark, los bosques dejan paso a la tundra, en la que predominan los musgos y los líquenes.
A pesar de la latitud, el clima noruego es sorprendentemente templado. Los vientos que soplan desde el Ecuador y la Corriente del Golfo suavizan las temperaturas medias. No obstante, éstas tienen fuertes variaciones durante el año, en particular en el norte. Además, el sector oriental del país registra un clima de tipo continental, pues las montañas impiden el paso de las corrientes. Allí, las precipitaciones son escasas, al contrario de lo que sucede en el lado occidental de los Montes Escandinavos, donde las cantidades caídas son diez veces mayores. Por otro lado, los cambiantes frentes de presión someten al país a vientos de dirección muy variables.

No hay comentarios: